YayBlogger.com
BLOGGER TEMPLATES

domingo, 4 de septiembre de 2011

Enamorhada. [Cap. 6]


Hollie se despertó pensando en el sueño que había tenido. Era muy extraño. Ale y ella estaban sentados en un banco, charlando. Pero lo que más llamaba la atención era su propia camiseta, de color rosa. Ella no tenía esa camiseta, pero, sin embargo, era lo que más se veía, brillaba, como si todo el resto fuese en blanco y negro. Además, esa olor a rosas la había acompañado toda la noche. Se levantó de la cama, y se miró al espejo. Estaba... diferente. Nunca se había parado a pensar en eso, pero le pareció que estaba... más... guapa, sí, ¡más guapa!. Abrió el armario, y se le entreabrió la boca. Por encima del desorden que había dejado la noche anterior, estaba... ¡esa camiseta rosa! Se pellizcó para comprobar que realmente se había despertado. Sí, lo había hecho. Entonces se puso unos pantalones cortos y, evidentemente, la camiseta. (La que yo estuve tejiendo durante toda la noche para ella). Cogió su cámara de fotos, una manzana, le dijo a sus padres que se iba, y salió de casa. El taller estaba cerca, a unos 10 minutos de sus casa caminando. Bueno, a ella le duró más porque se equivocó de calle, pero finalmente lo encontró. Un cartel hecho a mano colgaba de la puerta de cristal: "Taller de fotografía." Desde fuera se podía ver que ya había bastante gente. No, Ale todavía no estaba. Entró. Sonó una campanilla. Una chica rubia de aspecto simpático, de unos 23 años, se apresuró a saludarla:
-Hola, soy Leanne. Has venido por el taller, ¿verdad?
-Sí, me llamo Hollie. ¿Dónde puedo sentarme?
En la sala había una mesa grande en el centro, y varias sillas alrededor, todas diferentes entre sí. En una esquina se apilaban más sillas, éstas, todas de plástico blanco.
-Mira, elige cualquier silla. Mientras llegan los demás, nos estamos conociendo. Chicos, esta es Hollie.
Se sentó en una silla de madera oscura, con acabados florales.
-Hola, me llamo Hollie.
-Lo sé, lo acaba de decir Leanne.-La "saludó" un chico, y sonrió. Hollie pensó que se estaba burlando de ella.
-Ya... eh bueno... yo...
-Tranqui, que no pasa nada. Soy Scott.-Le tendió la mano, sonriente otra vez. Un poco tímida, y ruborizada, Hollie se la estrechó. Que estúpida había sido, Scott no se estaba burlando de nadie.
-Bienvenida al taller Hollie, soy Mel.-Parecía simpática. Quizá demasiado extravertida.
-Hola Mel, gracias.-Sonrió Hollie.
-Hollie, ésos dos son Grady y Tedd. Mi hermano gemelo y su amigo.-Le presentó Mel.
-Ah, vale, ¿y cómo se llaman ésos dos?-Señaló disimuladamente una pareja que parecía muy ocupada susurrándose algo.
-Oh, son Sam y Carla. Llevan toda la mañana así. No han saludado a nadie.-Puso una cara de asco.
-Entiendo... y ¿cómo se llama ésa chica...
Se oyó un tintineo. Era la campanilla de la puerta. El corazón de Hollie dio un vuelco. ¿Sería Ale?
-¡Roberta!-Gritó alguien con voz aguda a su derecha.-¡Cuánto tiempo!-No. No era Ale, era la tal Roberta. Todos se giraron hacia la puerta para ver a la recién llegada.
-¡Stephanie!, ¡¿Qué tal todo?!-La chica con voz aguda era Stephanie. Vale. Los nombres empezaban a hacerse un lío en su cabeza. Estaban Leanne, Mel, Grady, Tedd, Sam, Carla, Roberta, Stephanie,...¿Cómo se llamaba ése...?¡Scott! ¿Cómo lo había olvidado? Empezaba a parecerse a su madre. Era preocupante. Se puso nerviosa. Ale todavía no había llegado. ¿Y si no iba? ¿Y si su madre le había mentido sobre que él también iba? ¿Y si...
La campana volvió a sonar. Hollie empezó a girarse sin esperanzas. Pero...
-¡Hola! Me llamo Ale. ¿Es aquí lo de las fotos, verdad?-Su voz. Notó que su corazón se derretía. Se volvió a ruborizar. Se puso nerviosa. Cerró los ojos. Inspiró hondo. Espiró.
-Hollie, ¿qué te pasa?-Era Mel.
-Nada, nada...
-Mira, gírate, abre los ojos ¡acaba de entrar un tío que está como un tren!
Hollie sabía como estaba Ale. Conocía cada milímetro de su cara como si fuera la suya propia. Inspiró. Espiró.
-¿Se puede saber qué te pasa?-Mel lo dijo demasiado fuerte.
-¡Cállate! Shh... Lo conozco.
-¿Conoces a ése bombón?-Volvió a gritar.
-¿Vas a callarte de una vez? Sí, va a mi clase, ¿vale? Pero no hablamos nunca así que ¡cállate!-Pero ya era demasiado tarde. Mel se levantó.
-¡Hola Ale! Conoces a Hollie, ¿verdad? Bueno, pues somos amigas y eso...-Rió falsamente.
En oír a Mel, Hollie notó que le hervía la cara. Estaba a punto de explotar. Quería desaparecer de allí. ¿Por qué tenía que haber ido a ese maldito taller? Cerró los ojos y notó como se le llenaban de lágrimas. No podía respirar. Una lágrima traidora resbaló por su cara. Se la secó rápidamente con la mano. ¿Qué estaba haciendo Mel? ¿Cómo podía...
-¿Hollie?-Ale había pronunciado su nombre. Era la primera vez que lo oía hacerlo. De repente dejó de llorar, pero su respiración se hizo aún más difícil.
-Sí, Hollie, ésa de allí.-Mel volvió a hablar.
-Sí, bueno, vamos a la misma clase...-Lo había dicho con la voz más bonita que Hollie había oído salir de él. Lo dijo tan despacio, tan cauteloso, tan tierno, tan...¿enamorado? ¡No! Estaba sufriendo alucinaciones. Se giró para asegurarse que realmente él estaba allí. Lo estaba.
-Holla, Hollie.-Sonrió. Era la sonrisa más bonita que podía existir en el mundo entero. Y estaba dirigida a ella. Inspiró.
-Hola, Ale.-No había sonado para nada "normal", como creía que sería si le decía "hola" la noche anterior. Espiró. Sonrió. Lo había conseguido. Le había hablado sin desmayarse.
-Bueno, chicos, ahora que estamos todos, vamos a hacer parejas para el ejercicio de hoy. Vamos, no tenemos mucho tiempo.-Leanne la sacó de su ensimismamiento.
-Hollie, ¿vienes conmigo?-Le gritó Mel.
-Sí, de acuerdo.-No había sonado del todo convencida, pues, no era ésa la pareja que buscaba, pero...
-Eh, tío, ¿vienes?-Dijo Scott.
-Sí, claro.-Se lo había imaginado, o realmente Ale había usado el mismo tono de voz un poco triste que ella?-¿Y tú te llamas...?
-Scott. Bienvenido al mundo, amigo. ¿Conoces a Hollie? Es muy guapa, ¿verdad?.-Hollie no había oído eso, pues Mel la estaba bombardeando a preguntas, pero, Ale notó que un chispazo de algo lo travesaba... ¿Celos, quizás?

[El nombre Ale se pronuncia "Eil", como si fuera en inglés. Por favor, intenta pronunciarlo bien cuando leas:)]


Capítulo primero.
Capítulo siguente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada comentario tuyo, representa una sonrisa mía.
No olvides decir qué te ha parecido esta entrada! :)