YayBlogger.com
BLOGGER TEMPLATES

sábado, 24 de diciembre de 2011

Enamorhada. [Cap. 9]

Al día siguiente, al llegar al taller de fotografía, Scott recibió a Hollie con una sonrisa. Se le veía feliz. Se acercó a Hollie y le dio dos besos en las mejillas. Ella reparó en sus ojos. Brillaban de emoción. Y le sonaban de algo. Un flash-back recorrió su mente.
El parque. El pájaro. La tobillera. La foto. El flash. Los ojos.
Su respiración se entrecortó. Sonó la campanilla de la puerta. "¡Hollie!" Era Ale. Hollie dio media vuelta y examinó detenidamente los ojos de su amor platónico. Se sintió estúpida. Esos ojos no eran los del parque, no. Al parecer, no conocía tan bien la anatomía de Ale. Volvió a girarse. Las pupilas de Scott se dilataron. Esos sí. Y de repente se acordó del aro de la Coca-cola, ese que casi tira a la basura. ¿En qué letra se había desprendido de la lata? S. ¿S de Scott? Demasiadas coincidencias. Hablaría de eso con Mel. ¿Mel? Se volvió hacia la mesa buscándola. No estaba allí. Pero sí su hermano gemelo, Grady, hablando con Tedd. Parecía preocupado y miraba la pantallita de su teléfono móvil. Cualquiera podría ver que estaba esperando una llamada importante. Hollie dio un paso hacia él. Otros aprovecharon su ausencia para decir algo que ella no debía oír.

~♥~

-Anda, ¡fíjate tu! Tu querida Hollie no te ha hecho demasiado caso, al parecer... ¿Verdad, Ale? - preguntó Scott con aire triumfal.
-Será que a ti sí te ha hecho...-contestó, un tanto desconcertado.
-Hombre, en cuanto la he visto entrar le he dado dos besos, se la veía feliz. En cambio, en cuanto te ha visto ella a ti, se ha girado hacia mi. Decide tú, ¿me ha hecho caso o no?
-¿Y a ti qué coño te pasa con Hollie, eh? ¿Te gusta o algo?
-¿A mi? Qué va... Sólo que veo que a ti sí. Y ella es demasiado buena persona para ti. Y tú sí le gustas. Y eso no es bueno. No quiero que le hagas daño.
-¿Y por qué tendría que hacerle daño? Deja de meterte en mis asuntos, ¿vale? ¡Déjanos en paz!
-¿Qué harás si los idiotas de tus amigos te ven con ella?
-No son idiotas.-Le cortó Ale.
-Eso todavía está por demostrar. Pero, si ven que te gusta, ¿la defenderás, acaso? ¿O de repente tendrás cosas más importantes que hacer y dejarás de verte con ella? Dejar de hablarte a ti, vale. Pero no me alejarás de Hollie. No lo harás.-Concluyó Scott.
Ale se alejó malhumorado. ¿Quién se creía que era ese tipo? No conocía a sus amigos. Ni a Hollie. ¡Ni a él! ¿Cómo se atrevía a hablarle así? Tendría que hablarle con más cuidado. Su reputación estaba en juego.

~♥~

-Grady, ¿Mel no viene hoy?
-No. Está en el hospital.
-¿Cómo?-Hollie dio un respingo.
-¿No lo sabes, verdad? Tiene un corazón muy delicado. Ayer fuimos a un concierto. Se llenó demasiado de gente, todo el mundo fumaba y bebía de todo. No me extrañaría que ella hubiese probado algo que sabe que no debe. La perdí de vista, yo tampoco fui muy responsable, que digamos. De repente vi que se formaba un círculo alrededor de alguien. Supuse que se estaban peleando dos imbéciles. Me acerqué para comprobarlo, pero era Mel. Estaba inconsciente. Al verla casi me desmayo yo también. Ella sabe que no debe beber. Lo sabe. Pero ayer... ¡No sé en qué coño estaría pensando! Llamé a una ambulancia y luego a mis padres...
-¿Pero está bien ahora? ¿Qué le pasa exactamente?-exclamó Hollie.
-Bien que digamos... No mucho. Pero creo que le afecta más la bronca que le han metido esta madrugada mis padres que su propio corazón. A veces sufre pequeños "infartos", no sé como explicarlo exactamente. Le tienen que hacer muchas pruebas y pasa varios días en el hospital.
-¿Y tú por qué estás aquí? ¿No deberías estar con tu hermana?
-Mis padres no quieren. Pero ya ves, estoy pegado al móvil por si me llaman o hay alguna noticia.
-Espero que no sea nada grave...
-Yo también, Hollie, créeme, yo también.

Capítulo primero.
Capítulo siguiente pronto :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada comentario tuyo, representa una sonrisa mía.
No olvides decir qué te ha parecido esta entrada! :)